Como hacer una mudanza y no morir en el intento

//, Consejos para inquilinos/Como hacer una mudanza y no morir en el intento

Con el fin del verano y el comienzo del nuevo curso escolar llegan nuevos aires y son muchas las personas que deciden cambiar de casa. Los motivos pueden ser muchos: bien porque te independizas o comienzas un nuevo proyecto de vida con tu pareja, o porque amplías familia con el nacimiento de un nuevo hijo o porque te vas de la ciudad o del barrio, o porque finalmente has ahorrado lo suficiente y cambias tu piso alquilado por un piso en propiedad, o porque la casa de toda la vida se ha quedado grande y la sustituyes por un piso más funcional….

Sea cual sea el motivo, no podrás escaparte de la temida MUDANZA.

Si ya tienes experiencia y has pasado por muchas casas a lo largo de tu vida, estarás de acuerdo en que merece la pena contratar la mudanza a una empresa.  Ahorrarás tiempo, energías y posibles lesiones de espalda… Incluso evitarás dañar tus muebles y otros objetos delicados por no tomar las debidas precauciones que suelen tener los profesionales con experiencia.

Errores que no debemos cometer:

  1. Pensar que no tenemos demasiadas cosas como para encargar una mudanza. ERROR: es increíble las cosas que somos capaces de acumular con el paso de los años sin darnos cuenta. Por muy pequeña que sea tu vivienda, tendrás cada armario, cada estantería y cada rincón ocupado por cosas. Y todas ellas tendrás que embalarlas o meterlas en cajas.

  1. Pensar que tenemos que llevarnos TODO lo que tenemos en casa. ERROR: Este es el mejor momento para hacer una selección de cosas que NO queremos o que ya no nos sirven, aunque las hayamos estado acumulando durante mucho tiempo. Probablemente, un 40% de las cosas que tenemos no las necesitamos. Cuesta creerlo, ¿verdad? En caso de duda, piensa cuándo fue la última vez que usaste ese objeto o prenda de ropa y si ha pasado más de lo normal no tiene mucho sentido trasladarlo a la nueva vivienda para seguir acumulándolo, ¿no?

Y puestos a desprendernos de ropa, libros, objetos, muebles…. pensemos si hay algo que se pueda llevar a alguna tienda de segunda mano o a un centro de recogida o reciclaje para que otra persona lo siga usando.

  1. Pensar que podemos alquilar una furgoneta y hacer la mudanza nosotros mismos con ayuda de familiares o amigos. ERROR: Visualiza cuántas veces tendréis que subir y bajar muebles y cajas desde tu piso a la furgoneta. Muchas cosas no cabrán en el ascensor y tendrás que bajarlas por la escalera. Y luego volverlas a subir al nuevo piso…. Al segundo viaje te arrepentirás de no haber contratado a una empresa.

  1. Olvidarnos de la meteorología. ERROR: Una mudanza en un día de lluvia puede ser un caos… Imagina tu sofá o las cajas con tus objetos más valiosos esperando en la calle a meterlas en el camión… Por mucho cuidado que pongan los transportistas, algún daño será inevitable. Además, la lluvia en las ciudades suele ocasionar problemas de tráfico, con lo que tendrás que añadir retrasos en tu mudanza.
  2. Olvidarnos de etiquetar las cajas. ERROR: Aunque vayas rellenando las cajas siguiendo el orden de cada habitación y tengas buena memoria para acordarte de qué has metido en cada caja, una vez que las muevan, las coloquen en el camión y las vuelvan a subir a tu nueva casa, se habrán mezclado todas las cajas y no podrás diferenciarlas. Recomendación: escribir en cada caja el nombre de la habitación donde quieres que te la dejen para que sea más fácil colocar las cosas en su sitio. Y si en alguna caja hay un objeto frágil, indicarlo en la caja por fuera para evitar daños.

  1. Pensar que seremos capaces de volver a poner todo en su sitio en un fin de semana. ERROR: las mudanzas causan mucho estrés, cansancio y una mezcla de emociones. Puede ser que al llegar a nuestro nuevo piso nos falten energías y necesitemos un descanso. Por eso, recomendamos preparar una maleta especial con las cosas más urgentes que vayamos a necesitar en los próximos días, como si nos fuéramos de viaje: la ropa que nos vayamos a poner en 2-3 días, bolsa de aseo, calzado, lo necesario para ir al trabajo, una toalla, ropa de cama, etc. Así podremos ir vaciando cajas poco a poco según el tiempo del que dispongamos.

Esperamos que te resulten útiles estos consejos y si estás en proceso de mudanza MUCHO ÁNIMO.


#HomeLovers

¡Recuerda!
Cuéntanos qué temas te interesan y sobre qué contenidos te gustaría que escribiéramos en nuestro blogLos temas más solicitados los trataremos en nuestras próximas publicaciones.
Queremos ser tu referente en las áreas de inmobiliaria, decoración y arquitectura. Nuestra mayor satisfacción es poder asesorarte en todo lo que necesites.
Por | 2019-09-18T15:03:17+00:00 septiembre 17th, 2019|Consejos para compradores, Consejos para inquilinos|0 Comments

Artículo escrito por

Arquitecta, Máster en Business Administration y Consultora inmobiliaria.

Escribe tu comentario